La Ruta RallyMobil
Menú

Padres e hijos comparten la pasión por las tuercas compitiendo en el RallyMobil de Osorno

La pasión por las tuercas se vive en Osorno, la capital del RallyMobil y eso se transmite al conversar con padres e hijos osorninos que han dedicado parte de su vida a ser pilotos de carrera y que participan en los mismos equipos que compiten en la región de Los Lagos. Nelson Cid, piloto de […]

La pasión por las tuercas se vive en Osorno, la capital del RallyMobil y eso se transmite al conversar con padres e hijos osorninos que han dedicado parte de su vida a ser pilotos de carrera y que participan en los mismos equipos que compiten en la región de Los Lagos.

Nelson Cid, piloto de la categoría N3 es empresario y dueño de una concesionaria de Peugeot en Osorno hace 36 años, y cuando comenzó a trabajar también se iniciaron sus días tras un volante de auto de carrera. “En esta fecha del RallyMobil estoy corriendo con mi hijo Felipe en el mismo auto. Lo disfruto mucho, preparo el auto, lo pintamos y vamos arreglando en el taller. Felipe me acompaña como navegante a bordo de un Ford Focus del año 2012 equipado especialmente para competir”.

Cid participa en carreras de rally a nivel regional, principalmente en el “Avosur”, y traspasó su pasión por las tuercas a su hijo quien corre junto a él esta fecha. Al hablar sobre este experiencia que los une como padre e hijo comenta que “Felipe tiene 30 años y mi primer rally lo corrí junto a él, en esta oportunidad le pedí que me acompañara porque es muy buen navegante y piloto. Lo pasamos bien corriendo”.

“Es una gran satisfacción correr a su lado pues además trabajamos juntos en las empresas, es bueno contar con él y resulta gratificante. Desde los 14 años es piloto, cuando le regalé un Fiat 600. Para cualquier papá poder participar con su hijo es una experiencia única, es algo agradable y creces como persona junto al hijo. Cuando uno participa piensa en hacer lo mejor posible, el auto tiene todas las medidas de seguridad, está bien preparado. Además soy criterioso para correr, disfruto y siento el auto sin ir sufriendo, eso implica mucho cuidado y tolerancia”, relata con orgullo el piloto osornino Nelson Cid.

Ignacio Etcheverry es otro de los pilotos de Osorno que compite en la Cuarta Fecha del RallyMobil junto a su hijo Martín, luego de llegar de la última Prueba Especial del sábado cuenta que “partí hace 35 corriendo en el rally, he tenido la suerte de participar con mis dos hijos. Tomás no se encuentra en esta fecha. El menor partió siendo navegante y ahora es piloto, tenemos dos autos iguales. Armamos un equipo local auspiciado por gente osornina, así que también estamos disputando el Avosur”.

Los Etcheverry siempre han estado ligados al mundo tuerca, participando también en competencias de moto Enduro. Ignacio comenta que se viven “momentos de adrenalina pero es parte de ser pilotos, es algo que nos gusta pero tiene riesgos y hay que preocuparse. Cuando uno ve que los hijos corren no se deja de tener más atención, pero es lo que nos gusta como familia y tratamos de hacerlo lo mejor posible cuando se compite. Ser parte del mismo equipo nos hace compartir experiencias y conocimientos. Existe harto trabajo y eso también se hace entre todos”.

El piloto de Osorno Marcelo Pérez armó un equipo con sus tres hijos en la categoría R2, y en esta versión participan dos de ellos, Nicolás y Diego. Piloto reconocido en la región de Los Lagos siente satisfacción por correr junto a ellos y relata que “comencé a correr cuando estaba en la universidad, luego cuando me casé y tuve hijos ellos sintieron la misma pasión por las tuercas. Tenemos una automotora y una inmobiliaria con la familia, somos ordenados con las platas y se participa cuando no hay mayor preocupación. Algunas fechas las dejamos pasar, para nosotros es un hobby. Pero queremos ir a Pucón y Concepción”.

Al detallar sobre lo que significa correr junto sus hijos Pérez puntualiza con emoción que son “temas que hemos conversado, está el caso de Diego que es el más rápido y hemos asumido que siempre nos va a ganar. Pero no hay competencia interna, lo importante que es que manejan bien y seguros. Hay que permanecer tranquilos, además los organizadores cada vez piden más exigencias y hay menos riesgo. El único problema cuando uno se vuelca en un auto es perder plata, porque son como 4 millones de pesos en gasto. Sufre el bolsillo”.

Su hijo Nicolás, al conversar sobre su experiencia en las carreras comenta que crear un equipo con su padre es muy importante pues “desde que tengo 6 meses de edad lo acompañaba a las carreras y siempre ha sido un sueño poder correr. Puso como condición terminar la universidad y con nuestro trabajo colaborar con algo de los gastos en los autos. Es un positivo ompetir con mi viejo en el ámbito deportivo, y también con Diego. Ahora se nos sumó el menor, así que somos cuatro pilotos en la familia, lo pasamos increíble y nos apasiona”.

Déjanos tu comentario

No hay comentarios
*Campos obligatorios
Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud