Ogier gana en Gran Bretaña y el WRC queda al “rojo vivo” a dos fechas del final

El francés se adjudicó el rally de Gran Bretaña, correspondiente a la fecha 11 del WRC, y se mete a la disputa por el primer lugar.

El francés Sébastien Ogier (Ford) conquistó el Rally de Gran Bretaña, ayer domingo en Llandudno, al norte de Gales, con diez segundos de ventaja sobre el finlandés Jari-Matti Latvala (Toyota) y se relanzó en la carrera por el título mundial a dos pruebas del final del campeonato.

En la clasificación del Mundial WRC, Ogier se acercó a siete puntos del líder, el belga Thierry Neuville (Hyundai), quinto de este rally, y arrebató el segundo puesto al estonio Ott Tänak (Toyota).

En el norte de Gales, el piloto galo fue de menos a más, con problemas mecánicos en la caja de velocidades el viernes, finalizando con un último tiempo ‘scratch’, en la ES23.

Tänak, que llegaba de encadenar tres victorias consecutivas (Finlandia, Alemania, Turquía), sufrió un problema mecánico el sábado cuando era líder con una confortable ventaja sobre Ogier.

Mi hijo me verá subir al techo del mi auto

“Fue un enorme fin de semana, una gran batalla. Ott estaba muy lejos por delante, después tuve que pelear con Jari-Matti”, resumió Ogier.

“Realicé un gran crono en la especial 22 y estoy muy contento porque mi hijo me verá subir al techo de mi vehículo“, añadió el héroe del día, ganador por quinta ocasión de este prestigioso rally.

La mañana del domingo resultó muy disputada, ya que Latvala llegó a colocarse en cabeza después la 20ª especial por sólo dos décimas. Después, Ogier se puso por delante de su antiguo compañero en VW, al finalizar la ES22, con tres segundos de ventaja que le aseguraron llegar líder a la 23ª y última especial, de sólo 8 kilómetros, pero cuyo inicio se vio retrasado una hora y media debido a la intervención de un helicóptero para evacuar a un vecino.

Todo se decidirá en Australia

“Tenía ganas sinceramente de ganar este rally, así que lo di todo”, confesó Ogier en meta. Latvala, por su parte, ganador de esta carrera en 2011 y 2012, se quedó a las puertas de subir por tercera vez a lo más alto del podio.

En este mítico rally, anteriormente llamado RAC, en el que cada tramo es diferente al anterior y la adherencia es muy variable, Ogier logró la victoria en cinco ocasiones, con VW (de 2013 a 2016) y este año con Ford. ¿Repetirá el año que viene con su próximo volante en Citroën?

Solo quedan dos rallys por disputarse en este 2018 (Cataluña en octubre y Australia en noviembre).”Todo se decidirá en Australia”, avisó Neuville.

Pero el gran perdedor del día es Tänak, quien se va de Gales con 4 puntos (2º de la Power Stage).Como consuelo para la marca japonesa, metió a dos pilotos al volante del Toyota Yaris en el podio (Latvala y Lappi) y aumentó su ventaja en el Mundial de constructores.

Déjanos tu comentario

No hay comentarios
*Campos obligatorios